Paraguay

Y qué onda Paraguay?

Muchas personas a lo largo de estos meses me han hecho esa pregunta. Al parecer es un lugar que despierta cierto interés o cierto misticismo… Bueno, aquí va mi experiencia por la república guaraní.

En realidad es bastante loco estar en Paraguay. Me sentía como estar en la Colombia de principios de los 90’s. Los autos, los colectivos, la arquitectura y el comportamiento de las personas me transportaron varias veces a revivir como veía el mundo desde mis primeros años de vida.

Ingresando a la república guaraní
Paraguay

“Paraguay es como el patrio trasero del mundo”, me decía Hernán, un porteño que lleva 5 años viviendo en Asunción y se había dedicado a analizar el estilo de vida de los paraguayos en comparación con el modus vivendi en Buenos Aires. “En Paraguay se fabrica muy poco, todo lo importan… al parecer no son capaces de hacer nada”, afirmaba con una sonrisa un poco pícara y con un poco de lástima ajena. Por lo visto es así… en Paraguay hay poca industria y gran parte de lo que se consume es producido en otro país, por lo general en sus países vecinos. Hay cantidad de autos y camiones viejos que fueron en algún momento de algún país europeo y -cuando ya no servían más allí- los mandaron a Paraguay, se pueden ver con la matrícula de la Unión Europea y sobre esta una matrícula paraguaya.

La gente me pareció bastante cerrada, con mucho egoísmo y desconfianza. Supongo que no es de mala onda, pero era frustrante ir con la mejor onda y ser recibido así. Al preguntar alguna cosa en la calle a algún transeúnte, por lo general no olvidaban dirigir su mirada hacia el suelo justo en el momento de responder. Algo bastante curioso al principio y fastidioso después. Pero una vez ganás la confianza de la persona, se transforma en un ser curioso y amable. No puedo negar que la pasé excelente y me trataron muy bien los paraguayos con quienes compartí, aunque no exista cosa más enredada que dos paraguayos conversando y estar en medio de la conversa. Hablan español/guaraní/español/guaraní/español/guaraní… todo el tiempo. Mezclan su lengua originaria con el español impuesto y vos como extranjero terminás entendiendo nada.

“En ocasiones si vos como mujer ultrapasás en auto a un hombre, este te persigue hasta alcanzarte y golpearte”, me cuenta entre asombrada y tranquila Génesis, una asuncena quien junto con su esposo Hussein me levantaron y compartieron conmigo en Asunción. “Lo peor es que el paraguayo nunca te pide perdón por nada, lo último que llegará a hacer un paraguayo es pedirte perdón” y continúa contándome los sucesos que le han acontecido en el diario vivir.

El Mercado Cuatro en Asunción… qué loco lugar! Es una especie de carpas donde se venden productos al mejor estilo mercado persa. Pero no son 10 ni 20 carpitas de ventas. Tampoco son 100 o 200… Son miles! Miles y miles que se extienden por un espacio que parece ser infinito. Adentrarse en el Mercado Cuatro es ingresar a un mundo paralelo donde caminás por especies de laberintos y en menos de 1 minuto pierdes la noción de las coordenadas geográficas. Te sumergís en un nuevo mundo donde por tramos se pierde la luz solar, luego reaparece y así constantemente. Experimentás una serie de olores que nunca conocías y seguramente nunca más vuelvas a percibir. Pero, y qué puedo comprar allí?… Cualquier cosa. “Desde una manzana hasta una ametralladora pasando por agujas y órganos humanos”, me comenta Hernán. Le creo. La diversidad de productos que vi en lo poco que caminé fue bastante grande. Sin duda alguna es una experiencia única e inolvidable conocer el Mercado Cuatro, nunca antes y en ningún otro lugar había visto algo semejante. No tomé fotografías porque temía que me la afanaran.


Y para viajar… qué onda Paraguay?

Saltos del Monday. Ciudad del Este
Saltos del Monday

Según mi parecer el dedo es mucho más duro que en cualquier otro país que yo haya estado. Conseguir ser levantado es realmente complicado, de hecho durante mi tiempo en Paraguay no vi nunca a otro mochilero de camino. Pero, por su parte, viajar es bastante barato (relativo). Un boleto desde Pedro Juan Caballero (Frontera con Brasil) hasta Asunción, que da unos 460 km, lo conseguí por 40.000 guaraníes, que se convierten en unos 9 ó 10 dólares. Eso sí, buscando la empresa más barata, hablando con el conductor y pidiendo buen descuento. El colectivo era el típico colectivo de la Colombia de los 90’s. Que paraba en cada pueblo, en cada finca si le sacaban la mano, incluso saliendo de Pedro Juan Caballero paraba en cada lugar que se lo solicitaban, tal cual un colectivo urbano. En algún momento se subió una abuelita con una gallina y constantemente el ayudante entraba para vender refrescos a los pasajeros. Una experiencia bastante divertida.

53 grados de sensación térmica anunciaba la radio a eso de las 3:00 p.m. cuando estuve en Ciudad del Este… y no era para menos, un par de noches atrás el termómetro marcaba 42° centígrados en plenas 9:00 p.m.

Ciudad del Este es una referencia mundial para comprar electrodomésticos a bajo precio. Debido a los bajos impuestos que impone Paraguay sobre estos productos, muchos turistas, en especial brasileros y argentinos van a esta ciudad fronteriza a realizar sus compras. Muchas cosas se consiguen incluso por la mitad de su precio en otros lugares… eso sí, hay que saber comprar, nunca confiar plenamente en quienes venden en la calle, sino buscar establecimientos grandes y que tengan una firma que respalde… esto por cuestión de seguridad, ya que hay muuuuuchos que se aprovechan de los turistas y les venden cosas falsificadas o popularmente conocidas como “truchas” o “piratas”

Zona comercial en Ciudad del Este
Ciudad del Este

Aquí les dejo mis fotografías en Paraguay 🙂  -> Click aquí <-

Anuncios

Un pensamiento en “Y qué onda Paraguay?”

  1. Escapando de todo nacionalismo o patriotismo, opino q tu vision del Py es bastante escasa, y en parte pecas de generalizar muchas cosas. Conocer Ciudad del Este, Asuncion, Pedro Juan y decir conoci Py es un error, ya que son las ciudades por decir mas pobladas del pais, incluyendo Encarnacion en el sur. La belleza de Py esta en su gente, su naturaleza y la afabilidad y hospitalidad de la gente del campo. Respeto tu opinion, pero te invito a conocer el Py desde otro punto de vista.
    Te invito a conocer las reservas protegidas de Itaipu: Tati Yupi, Itabo. La reserva del Mbaracayu, donde te hipnotizan los saltos en medio de una vegetacion increible, el pantanal chaqueño, con sus selvas cuasi virgenes, con los vestigios de la guerra del Chaco. Las artesanias de Aregua, Tobati, Itagua. El turismo religioso de semana santa en Tañarandy, Caacupe el 8 de diciembre, la procesion a la Virgen de Itape, a la vera del Rio Tebicuary. La cuna de Agustin Pio Barrios en San Juan Bautista..solo por darte unos cuantos ejemplos. El Paraguay es hermoso!!!! Te lo digo como viajero no como paraguayo.
    Te deseo mucho exito en las rutas y t saludo desde Ciudad del Este

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s