Día Pilar… Día Simón (:

… Aún los pulpitos se deslizan entre “fronteras” humanas, haciendo de días un recuerdo de un viaje muy especial… estamos en el camino

Día Pilar... Día Simón (:

Direccioes covalentes, atómicas, cuestionables por lo hermosas, poéticas hasta el fin… La razón de un ser; el renacer en el arte, la anarquía entre los sentires acorazonados o los corazones sintientes, los pulpitos que acompañan los laberintos increíbles del existir, la especialidad de un viaje evanescente como el humo que culmina no en la creación de una obra, sino en la trascendencia de la misma: en su inmortalidad efímera.

… Y alucinaba con ese mecanismo de defensa, tan ingenuo, inofensivo, despojado de violencia y a la vez tan estratégico e inteligente.
La belleza, reflejarse en lo sagrado o sacralizar lo observado, una unión animal que nos eleva a la altura de ser cualquier momento y con ello cualquier alma que esté rodando en el samsara.

Aquí, en el samsara el ciclo se hace muy bello cuando los seres que están son de una magnificencia sublime y espontánea, para ello el mejor agradecimiento es dejar volar libros y cronopios con ellos, circunstancias cristalizadas en la mente y la firme visión de que nos une lo mágico, lo incompresible, lo que es esencial, lo que nos hace parte del cordón umbilical del sentir.

Consecuencia del sentir es explorar la explosión consciente de lo vasto que hace en los territorios las emociones hechas personas, viajar dentro de las sensaciones, el licor de un planeta y de generaciones ya arrugadas y paridas en el ayer. Muy simple, muy simbiótico… paz [el camino de las tantas búsquedas posibles]

Casi en luna llena, con un frío audible con bailes que describían el sincretismo corporeo-cultural nos topamos con Pili, la niña pulpo… sí, una niña que reía al ver la estera opaca pero luminosa que dejaban los pulpos cuando se exaltan. Ama a Simón su compañero de batiscafo, la chica que observó un elefante en las montañas de Neuquén y que vuela en la ruta, la que sacralizó a sus amigos los pulpos y por ello les ora en sus caminos, la que anarquiza corazones y dibuja rosas y altares en las esquinas platences… la que es artista y no solo pintura,la parcerita, la amiga, la hermana… Que tus viajes sigan siendo especiales, de pulpos y elefantes, de colores y flores y que el regalo mas grande sea compartir lo salvaje entre lagrimas que sonríen hacia el pasado… abrazos siderales…

Que nos cuiden en nuestros caminos y los llene de colores y luces 🙂

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s