La Purísima uno seis cinco uno


Cuando la mente está abierta al cambio, se co-sustancializa con otras para recrear su aspecto primordial, la trascendencia circunstancial y la realización de que el mundo material muda constantemente y que la mejor manera para observar los laberintos que se presentan en la vida es con la post-mente de un niño, una visión dimensionada y multivectorial que está en todas partes y que hasta el silencio constante es la voz más audible hacia el camino absoluto… el amor, del cual somos semillas gestantes de la divinidad que representa el otro.

La existencia es especial porque la pureza es su razón de ser, el ser traslucido sin compañías de magos y cartas de tarot que solo augurian sonrisas y atardeceres rosados.

Mamá Claudia :)

El carisma dotado de un atributo divino: la atracción, sus sonrisas, su cabello color de sol, sus recuerdos de un palacio donde se miraban los espejos de otra instancia y permanecía para y con su sentir, cultivando a La Purísima uno seis cinco uno.

Sus pequeños y depositándose con la más hermosa actitud en los zapatos de dos niños de otra tierra… La madurez se yerguerá sobre nosotros para fraternizar sin pena, solo con abrazos y con sentires afines y delfines.

Lo maravilloso de explorar y cultivar es sedimentar la vida con seres paisajísticos y humanos. Recordar la maternidad de otros tiempos y emitir la palabra amor sin ninguna inhibición que sea niebla, que sea niebla para una relación plena, una plenitud que halla miradas que descubrieron nuestra existencia desde hace mucho, la correlación directa de nuestros cuerpos y mentes, una común unión que se gestó entre sonrisas, miradas y maullidos de un gatito…

Así el cuento se escribió… y aún lo hace, aunque ahora algo susurrante, casi hasta el silencio, pero este nunca existe por más bajo que el susurro sea.

Una casa de números, de árboles y de estaciones sincrónicas, un compartir eterno y desinteresado, un hemisferio más recorrido en el mapa en donde el frío nos unió para que los abrazos asustaran al penoso invierno y solo existiera la juventud suspicaz del momento… El eterno maktub.

El misterio del libre albedrío, de las decisiones, de las tantas respuestas para una pregunta, de la paradoja de que la filosofía surgió de un solo cuestionamiento, la posibilidad del volver o el seguir caminando sin rumbo pero con alas (una promesa de 24 años)… El amor siempre será el mismo y por eso hay un camino en vos y en mí y esa es tu vocación, tu radiante realización, por ello los dioses esperan por vos, para que escales en lo profundo hasta ver la alegría en tu diario vivir.

Un rostro que se repite en la inmensidad y que toma nombre de dulces formas humanas, que son niños y edades, sensaciones y parajes… El libro de mago escrito sus nombres y el olvido es un imposible ante la maravilla de lo que el caos creador nos hace vivir, creer en lo que es y en que el tiempo se va en los ojos de los niños, por lo profundos, lo sabios, lo transpersonales. La percepción de un medio en donde el amor es el éter que lo invade todo, un dinamismo que espera nuestros recuerdos y que no necesita de letras para sentirse a la distancia, ya que la corta hasta una caricia telepática… Una naturaleza que se alimenta de reflejos y de té’s a las 4:00 p.m. ojo, justo a las cuatro. Justo después de la siesta en aquella cama, que es la cuna de todos y el nido a donde todos confluiremos siempre.

Una suma simple: 4+2=6… 6 pequeños gigantes que se confabulan para existir como hermanitos creciendo hacia la unidad, en la que se comparten granadas y pomelos, que se hacen dulces nectáreos ante la visión más bella del compartir… y así la luz avanza hasta la inocencia y el cariño protector que fabrica sueños y vuela entre palabras y libertad, saboreando la interpretación de que todo es consecuencia del proceso hacia el avance pleno del amor.

Una monada que evoca las gracias
de una plenitud que se siente.
Los amamo Claudia, Mica, Agus, Caro

Una maternidad que hace siluetas
en las paredes de ésta, la casa de los cuentitos infantiles.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s