Don’t change

Don’t Change Gonzita
Don't Change Gonzita

Es una emoción que nace de allá, de donde brotan los mejores y más increíbles sentimientos de nosotros, la distancia se esfuma en la alegría de estar, de vivir, de sonreír y más cuando una sonrisa pactó una amistad, una hermandad.

Vivir es una historia del compartir que llora, ríe, se abraza y se confabula para reencuentros posteriores. La promesa de un dread-lito, de abrazos que emergen de un futuro próximo… Un don’t change que se revoluciona hasta lo magnífico.

Caminando me encontré a un primo, un hermano, un amigo y un ser invaluable y especial en mi vida. Un ser tranquilo paciente que con su nobleza genera lecciones que trascienden a la vida.

Un abrazo fraternal que tiene el sonido de un violín, el canto de un ave, la tranquilidad de la nieve que viaja y viaja con la ternura de un recuerdo que se colorea en el horizonte hasta llegar a donde la cordillera se divisa en su mayor esplendor, en el nido de las hermandades libres y dotadas de un amanecer próximo.

Manso primito vuela….
Vuela como un pajarito.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s