Viaje al más allá | Punta del Este – Punta del Diablo, agosto 2013

Luego de un recorrido playero con los hermanitos mayores de Manantiales… Nos pusimos con cartel, mochilas, deditos y sonrisas sobre la ruta. Una tranquila y calmada ruta muy al estilo uruguayo.

Rafiki's world

Pasa 1 hora y estaciona un auto con 3 señoras dentro, sus cabellos blancos reflejaban la experiencia y el conocimiento que tenían… “De dónde son chicos?”… “Vamos”

Como pudimos, nos las arreglamos para entrar en el auto. ya dentro descubrimos cuánto conocimiento tenían estas señoras, sabían más de CouchSurfing de lo que yo me podría haber imaginado, conocen casi todo el mundo e incluso estuvieron en una final de un mundial de futbol.

Nos dejarían en un parque y allí de vuelta a buscar embarque… Un par de minutos y para una camioneta que nos dejaría ya sobre la ruta principal que comunica a Punta del Este con el mundo…

Compartimos de camino historias de viaje, de vida y de armonía… Al bajarnos el hombre se emociona con nuestra aventura y como gesto de buena onda nos obsequia mil pesos uruguayos, algo así como 50 dólares… qué nota!

De vuelta a la ruta, duramos algunos minutos y para un auto blanco con una pareja a bordo… subanse chicos. Ellos iban hasta Rocha. Una pareja de señores muy buena onda y muy inteligentes también. Conversamos de aquí, de allá, de él, de ellos, de los innombrables e incluso un compañero del señor nos deseó feliz viaje a través del radio del auto.

Ya en Rocha, decidieron llevarnos hasta La Paloma, un pueblito playero a unos 25 km (en dirección al mar… es obvio)

Al bajarnos nos compraron algunas cosas de las que llevamos para vender. Luego cocinaríamos nuestra primera cena rutera y armaríamos carpa en el predio de un boliche como abandonado… todo muy tranquilo y armonioso.

Al día siguiente volveríamos a Rocha (en ese punto reflexioné sobre el por qué de haber ido hasta La Paloma… pero bueno, se disfrutó), allí conseguiríamos transporte hasta Castilla… un pueblito en medio de la ruta. Preguntamos en una casa sobre dónde podíamos armar carpa para pasar la noche y muy buena onda el señor nos invita a dormir dentro de su casa *-*

Andrea, la señora Gladys, el señor José Luis, conocido popularmente como Gonzalero. Moradores de la finca “El relincho”. Allí pasaríamos la noche con estas bellas personas y los demás que trabajan allí. Una muy bonita experiencia que llena de amor y una emocionante fuerza la vida de un viajero para seguir compartiendo sonrisas por el mundo.

Al día siguiente saldríamos y en poco tiempo llegaríamos al místico Punta del Diablo… Hermoso lugar que se aparta del caos social y transmite una tranquilidad a todo color… “Es una isla perdida en el tiempo”, asì la describe Axl.

Playa, rocas, gaviotas, viento y un nuevo Couch por conocer y compartir. Ya el frío empieza a disminuir lentamente.

Punta del Este – Punta del Diablo | Agosto de 2013​
Distancia total: 170 km

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s