De un santo a un rio | São Paulo – Rio de Janeiro, septiembre 2013

Luego de casi 3 horas de charla con Rafa y Tati, salimos tipo 2:00 p.m. por fin de la casa de ellos. Saltando el metro, llegamos a la estación Armênia (donde cruza un canal de agua que desprende un olor muy fuerte), allí hablamos con los conductores de ómnibus y conseguimos que uno nos llevara hasta la estación de combustible “Farol”.

Ya allí comenzamos a dialogar con los camioneros, todos muy buena onda, aunque ninguno lo suficiente como para llevarnos. Conocimos a Lucas, Pedro, Michel y “o alemão”, unos camioneros que se dedican a la venta de sofás curitibanos en São Paulo. Con ellos compartimos una cena y debido a la hora, decidimos armar carpa para pasar la noche.

Al día siguiente, un camionero ofreció llevarnos hasta el nordeste brasilero, un viaje de unos 3.000 km y algo así de unos 4 días en ruta… Lo que teníamos que hacer: esperarlo hasta el día siguiente. Con esa propuesta ya en marcha, acordamos intentar conseguir viaje hasta Rio de Janeiro y si no resultaba, iríamos con él hasta el nordeste.

Llegando la noche, un camionero nos levantó hacia Rio, así que desistimos del nordeste. Era Antonio, un señor con muchos años quien viajaba en su humilde camioncito. A mitad de camino nos invitó a cenar… buffet y, Axl -como siempre- llenaría ese plato hasta el punto de sobrepasar cualquier límite y pudor humano. Obvio todos en el sitio observaban con atención los pasos de este muchacho.

De vuelta al viaje, le bloquearon satelitalmente el camión a Antonio y tuvimos que bajarnos en medio de la noche y con lluvia a repararlo para poder continuar. Así entonces, llegaríamos tipo 2:00 a.m. a Rio de Janeiro, allí tomaríamos 2 veces ómnibus (charlando para que no nos cobraran) y llegaríamos a la casa de Claudio… Donde marcos (un argentino) nos esperaba.

Rioooooooo

Así sería como viajaríamos desde la casa de nuestros amigos en São Paulo, hasta la casa de otro amigo en Rio de Janeiro sin la necesidad de hacer uso del dinero, ya que la gente que nos rodeó fue muy amable y siempre nos tendieron una mano.

são paulo – rio de janeiro | septiembre de 2013​
distancia total: 430 km

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s